Extrusor Bowden


Los extrusores bowden son algo que se están volviendo muy populares gracias a las ventajas que aportan en nuestra impresora, pero veamos qué es exactamente un extrusor bowden.

Básicamente es un sistema para transmitir el filamento de la bobina hasta el extrusor, a través de un tubo (normalmente PTFE u otro material que deslice el filamento) para que lo guie, pero sin tener que poner el motor al lado del extrusor. La gran ventaja que esto nos aporta en una impresora es que podemos dejar el extrusor en el carro de impresión (el cual se irá moviendo) pero tendremos el motor fijo en nuestra carcasa.

El tubo tiene que ser flexible para llegar siempre desde el motor al extrusor y de un diámetro un poco mayor que el filamento (para que este pase pero no se doble dentro).

De esta forma reducimos la masa que movemos (y por lo tanto la inercia) y también se reducen las vibraciones. Con todo esto podemos obtener velocidades de impresión superiores a un extrusor directo.

Veamos ahora las diferencias entre un extrusor directo (izquierda) y uno bowden (derecha):

direct-extruder               bowden-extruder

Hasta aquí todo parece perfecto, pero no debemos olvidar que este sistema plantea algunos inconvenientes.

Lo primero es que la calibración resulta más complicada, por lo que si no se tiene experiencia en impresión 3D quizás no resulte la mejor solución.

El diámetro del tubo respecto al del filamento también puede causar problemas. Como ya hemos comentado este tiene que ser ligeramente superior pero sin pasarse. Pues bien, en la mayoría de bobinas de plástico para imprimir en 3D el diámetro varia bastante, pudiendo encontrar puntos en el que el filamento será más grande que el tubo y este se encallará. Normalmente estos extrusores bowden funcionan mejor con filamentos de diámetro 1.75mm.

El sistema bowden plantea algunos problemas sobre todo en la retracción del material, pudiendo dejar hilos o pelotillas de plástico en nuestras piezas finales. Normalmente esto se puede solucionar configurando los valores del retract, pero no siempre resulta tan sencillo.

direct-extruder-real        bowden-extruder-real

En nuestra opinión es un sistema realmente útil si queremos imprimir a altas velocidades (podríamos decir que por encima de 60mm/s) pero debido a la complejidad de calibración no siempre es recomendable si no tenemos experiencia en impresión 3D.

La impresora Frax3D se puede adquirir con extrusor directo o bowden e incluso puede llevar doble extrusor. Además no debéis preocuparos por la calibración porque ya hemos realizado nosotros todas las pruebas y funciona perfectamente 😉

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once + 2 =